Categorías
HUMEDALES

¿Quiénes se esconden detrás del proyecto de canalizar los bajos sub meridionales?

Hace un tiempo que distintas organizaciones venimos observando al avance sin frenos del proyecto de canalización de los Bajos Submeridionales, el humedal más grande de la Argentina y uno de los más importantes de América con una superficie de 5 millones de hectáreas comprendidas entre Santa Fe, Chaco y Santiago del Estero. Unos 54.278 km cuadrados equivalentes a 270 veces la ciudad de Buenos Aires que mirados desde un mapa satelital se encuentra en el corazón geográfico del avance de la frontera agrícola hacia el norte de nuestro país y por lo tanto en el centro de los objetivos de quienes se benefician con el actual modelo agroexportador. 

Para lo cual se convierte en fundamental romper con los obstáculos que impone un humedal que tiene funciones ecológicas determinadas por la alternancia de periodos de sequia e inundaciones y se contrapone a la lógica intensiva y a gran escala que se impone en el agro argentino.

Corrimiento de la frontera agrícola.

Hemos analizado lo que se pone en juego con esta mega obra que involucra ecosistemas vitales para nuestra zona y contiene especies en peligro de extinción, pero en esta oportunidad queremos hacer foco en quienes se ocultan detrás del denominado “Plan del Norte” y más específicamente en aquellos que se verán beneficiados con una multimillonaria inversión del Estado para mejorar las tierras de sus latifundios que sin lugar a dudas es una exigencia desde hace décadas que comienza a volverse una realidad.

“Esta región se caracteriza por una marcada pendiente que va del noroeste al sudeste, signada por períodos de inundaciones y sequías que generan importantes consecuencias negativas sobre la producción, el medioambiente y las condiciones sociales de los habitantes de la zona” sostienen desde el Ministerio del Interior justificando los casi 370 millones de dólares que serán invertidos para revertir esta condición natural del humedal. 174 Millones en Santa Fe, 155 Millones en Chaco y 40 Millones en Santiago del Estero

Santa Fe es la provincia que más aporta a esta enorme región con más de la mitad del territorio de los bajos distribuidos principalmente en los 3 departamentos que conforman nuestro norte santafesino: 9 de Julio, Vera y General Obligado. Para descubrir quienes serán los “bendecidos” con semejante inversión vamos a poner la lupa en la propiedad de la tierra y en cómo se distribuye según los últimos censos agropecuarios.

En primer lugar es importante aclarar que los 3 departamentos mencionados son los más despoblados de nuestra provincia y donde mayor concentración de la tierra existe. Ocupan 56.894 Km2 (el 43% de la superficie) y solo vive el 7,6 % de la población total de Santa Fe. Es la región de la provincia donde más se han desarrollado los latifundios desde la Forestal a nuestros días y donde más expulsión del campo a la ciudad se ha dado.

Pero de ese 7,6% que representa unos 257.736 habitantes solo 3.479 son propietarios de tierras agrícolas/ganaderas, el 1,3% de la población. Es decir que 3.479 propietarios se reparten casi el 43% del territorio provincial (la suma de las zonas urbanas no superan los 460km2, el 0,8% del total).Hablamos de unas 4.833.000 hectáreas en las que se producen ni más ni menos que 1.945.316 cabezas de ganado bovino (31% del total provincial), el 98% del algodón, el 60% del girasol y el 26% del sorgo de toda la provincia.

Y aunque estos números nos parezcan estrafalarios todavía hay más. Esta región posee los índices de mayor concentración de tierra por establecimiento lo que indica, según los últimos 2 censos agropecuarios, que 891 terratenientes con campos de más de 1.000 ha  acaparan el 62% de la tierra productiva del norte provincial (2.989 .932 hectáreas) ¿Parece mucho? Espera que falta. Si seguimos profundizando en el análisis de los datos censales nos encontramos con que solo 128 de ellos, con propiedades que varían entre las 5000 y más de 20.000 ha,  son dueños de 1.429.506 ha, el 30%  del norte santafesino.

Entonces volviendo al punto inicial de este pequeño informe nos preguntamos nuevamente ¿Quiénes se esconden detrás del proyecto de canalizar los Bajos sub meridionales? ¿A quienes va a beneficiar semejante inversión millonaria que pone en riesgo uno de los humedales mas importantes de nuestro país, con especies en peligro de extinción y bosques que aun resisten? ¿Es un proyecto que piensa en los miles de comprovincianos que vienen pagando los platos rotos de proyectos como la Forestal o por el contrario está pensado para estos últimos?  

Veamos…

En principio ya tenemos algunas respuestas generales que nos dan una idea de la existencia de un núcleo concentrado de propietarios dueños de millones de hectáreas que serán los principales favorecidos con el mejoramiento de sus suelos. Pero veamos a donde van y a quienes les hablan el gobernador y los funcionarios nacionales cada vez que se refiere al proyecto de los bajos sub meridionales, tal vez sea la llave para encontrar algunos nombres propios.

La Sociedad Rural de Reconquista

Presentación Proyecto de Bajos Sub-meridionales

No es casual que Omar Perotti, los gobernadores de Santiago del Estero y Chaco y funcionarios nacionales hayan elegido la Sociedad Rural de Reconquista para anunciar la puesta en marcha de la licitación que, valga el dato, ya en 2018 había anunciado el ex presidente Macri. Esta institución expresa el poder político y es la sede organizativa de la oligarquía terrateniente y ganadera de nuestro norte. Ha sido históricamente presidida por representantes de las familias más poderosas de nuestra provincia que incluyen por ejemplo algunas vinculadas al robo de tierras durante la última dictadura militar.

Podemos nombrar a los Vicentin, los Padoan (ex presidente de Vicentin y la Bolsa de Comercio de Rosario), la familia Capozzolo (vinculada al robo de tierras durante el último golpe de Estado) o los Nardelli (socios de Vicentin en el robo al banco Nación).

A ellos les habla claramente el gobernador Perotti en sus últimas dos visitas:


“Teníamos claro que lo que debíamos hacer era generar el consenso entre los 3 gobernadores y el gobierno nacional para resolver un problema de todos los argentinos como es tener 5 millones y medio de hectáreas no aprovechadas en su potencialidad… Esto les permite hoy a las instituciones sentir que muchos de sus planteos son escuchados y se van materializando”(1) 


“ha sido récord en el primer semestre la liquidación de divisas provenientes de la producción agroexportadora, un orgullo porque gran parte de eso sale de nuestra provincia; y a veces en esa visión del Amba, que siempre buscan la figura del terrateniente de casi siglo atrás, en lugar de ver un productor, de los más competitivos del mundo, en conocimiento, en incorporación de tecnología, y en capacidad de trabajo. Lejísimos de esta realidad está lo que se vive en esta provincia con cada productor. Señor presidente (de la Sociedad Rural) cuente con nosotros, estamos en el mismo sendero”(2)

La Sociedad Rural de Vera

Paula Mitre junto a Mauricio Macri.

Paula Mitre es otra representante de esas familias de la elite ganadera que pasó de Presidenta de la Sociedad Rural a concejala del PRO y ahora intendenta de la ciudad de Vera. Gran promotora de la mega obra para favorecer la llegada de inversiones extranjeras se suma a ese pequeño pero selecto grupo de representantes que se han consolidado como expresión política del poder terrateniente en nuestro norte santafesino y ejemplifica muy bien cómo actúa ese lobby. Sus discursos son similares y refuerzan las mismas ideas que sostiene Perotti prometiendo el progreso y la prosperidad.


“Somos una fábrica de proteína, una fábrica de carne. Ya vinieron empresas chinas a ver como se produce para exportar directamente a ese país. Yo creo que eso no va a tener techo. Tenemos que pensar en negocios, en emprendimientos vinculados a todos los recursos naturales que nosotros tenemos. Lo que yo propongo es fortalecer el ámbito privado, vamos a generar las condiciones para que haya inversión local pero también externa. Tenemos los Bajos, la cuña boscosa con el monte que nos dan recursos que no están siendo aprovechados”  (3)

Pero para que estos proyectos generen empatía en los pueblos y sean aceptados como propios es necesario apelar a la defensa de los que menos tienen esgrimiendo esa falsa identidad común que esconden atrás de consignas como “Todos somos el campo”. Veamos, si no, lo que relata un pequeño ganadero ante la visita de Mauricio Macri un año después de anunciada la obra:


“fue una sorpresa muy grande, nosotros no sabíamos nada, me encargaron si podíamos juntar seis o siete ganaderos chicos, me lo pidió Paula Mitre de la Sociedad Rural de Vera, tenían que ser pequeños productores, reunión privada, para presentarle la problemática de la gran inundación que hubo, el manejo de las aguas, nos sorprendimos muchísimo cuando supimos que era Macri”.(4) 

Realidad mata relato. La teoría del derrame y los hechos que demuestran lo contrario.

Se han escrito libros enteros sobre la teoría del derrame y su lógica distributiva en este mundo capitalista. De hecho, sin hacerlo textual, porque no es políticamente correcto, se anuncia la canalización de los bajos como el modelo de acumulación y crecimiento que permitiría a los pueblos de nuestro norte olvidado “volver a surgir”. En los hechos estaríamos hablando de esos miles que quedan por fuera de los 891 que son dueños del 62% de la tierra que según estas tesis recibirían las mieles de lo que sobre. Veamos un ejemplo concreto que demuestra lo contrario.

Hace exactamente 20 años el magnate húngaro George Soros se instalo en la comuna de San Joaquín y Colonia Mascias, departamento Garay, 150 km al norte de la ciudad de Santa Fe. Con capitales traídos de paraísos fiscales fundó Adecoagro, el latifundio más grande de Argentina que cuenta con 312.000 ha distribuidas en todo el país. Compró la estancia Pilaga, desmonto enormes superficies de monte nativo y coloco  6 bombas flotantes en el río San Javier  para que sus plantaciones de arroz tengan agua incluso en periodos de bajante extrema como los que vivimos en estos últimos años. En sus más de 30.000 ha, incluyendo zona de islas, desplegó una inversión de capital inconmensurable con maquinaria de última tecnología que se acopla a un esquema integrado donde controlan desde la semilla, la planta de secado y empaquetado, hasta el producto en la góndola. Todo es propiedad de Adecoagro. Es la principal arrocera del país y una de las principales lácteas entre otras ramas productivas en las que es hegemónica. Sus ganancias han sido tan extraordinarias que se convirtió en la multinacional con más tierras en Argentina y según las cifras de la revista Mercado en las empresa 126 de las 1000 que mas facturaron en 2021 con una monto que asciende a $51.905 millones de pesos

¿Qué dejó para nuestro norte santafesino?

La comuna tiene unos 2000 habitantes de los cuales muchos viven bajo la pobreza. Así lo relataba en 2017 la contralor de cuentas de la comuna María Molina:

“En Colonia Mascías vivimos de manera permanente unas 300 personas prácticamente en la pobreza. Algunos viven de la pesca, otros de changas y la plata de las asignaciones ya no alcanza por lo cara que están las cosas. Estamos observando la proliferación de nuevos ranchos, algo que había desaparecido durante los años anteriores. Es desesperante la situación que está viviendo el comedor que recibe a más de 50 chicos y chicas, pedimos donaciones para poder afrontar las necesidades” (5)

Cuenta un vecino, obrero rural, que trabajó en la arrocera:

“A simple vista nomas, como cualquier ciudadano del pueblo lo puede notar se veía que era grande, que era potencia, que tenía mucho poder y mucho capital por la forma en que compra herramientas, campos, camionetas. De a 50 camionetas. Flotas enteras de tractores John Deer cada vez más caros, con más tecnología, para sacar más producción. Uno se da cuenta lo que son por la cantidad de camiones que sacan cargados con cereales o con hacienda. Acá en San Joaquín a parte de producir 12.000 hectáreas de arroz, tienen animales en feedlot, en los campos que no se utilizan para el arroz, en las islas… todo eso sale de Colonia San Joaquín, de una sola empresa, de Adecoagro.”  “Yo arranco en la empresa allá por el 2010, había terminado en una escuela agro técnica y en ese momento había que desmontar el campo para el arroz. Marcaba con banderas usando el GPS hasta donde tenían que llegar las retroexcavadoras. De los 4 años que estuve con la empresa no alcance a conocer todos los campos que tenían” “Yo no tengo ningún problema, solo que no me gusta la forma de trabajar que tienen, la forma de pensar. Tienen esa forma mala de querer llevarse todo y no dejar nada. Por lo menos generá mano de obra en el pueblo, si estas usando las tierras de la zona, estas contaminando todo, por lo menos genera laburo. No es solamente fundir todo y después irte. Dejá algo bueno, que la gente pueda vivir dignamente.” (6)

Como explica Luciano Orellano hasta el cansancio en su libro “Argentina sangra por la barrancas del río Paraná”, existe un núcleo de intereses coincidentes que se entrelazan y que dan como resultado el modelo agro exportador argentino. Millones de hectáreas en pocas manos, algunas de ellas extranjeras, asociados a capitales de países imperialistas que solo buscan resolver sus demandas de alimentos y materias primas hacen de cada región de nuestro país un territorio de rapiña. Para lo cual se adueñan de nuestras industrias, nuestros bancos, nuestros puertos, nuestra flota, nuestra maquinaria y nuestra tecnología garantizando una dependencia casi absoluta.

Esta alianza dominante que planifica y define nuestra matriz productiva pretende avanzar en nuestro norte para resolver el aumento de la demanda internacional de carne, mientras para nuestro pueblo se vuelve cada vez más inalcanzable la canasta básica de alimentos. Para ello cuentan como socios a los principales frigoríficos de la Argentina que, o casualidad, están en manos extranjeras. Según el último informe del Centro de Estudios Sociales e Investigación Histórica de Villa Gobernador Gálvez “son 82 las compañías exportadoras, pero las primeras 10 concentran el 70% del volumen, entre ellas Swift, Gorina, Arre Beef, Friarsa, Compañía Bernal, Frigorífico Rioplatense, Offal Exp y Marfrig.

Nada tienen que ver sus objetivos con las necesidades del pueblo Argentino, por eso pasaron más de 60 años para volver a escuchar un proyecto para nuestro norte pero que lamentablemente repite la matriz extractivista de La Forestal que dejo un tendal de pobreza luego de haber talado casi el 90% de los bosques y haber causado un proceso de desertificación con un daño ecológico calculado en 3.000 millones de dólares.

En cada una de estas experiencias históricas y del presente encontramos un denominador común, tal vez el más importante, que actúa como factor interno. Un pequeño núcleo pero muy poderoso, una oligarquía latifundista expresión política de los dueños de la tierra,  principal medio de producción de América del Sur que brinda las condiciones para que aniden  estos proyectos e impide cualquier posible desarrollo soberano y ambientalmente sustentable. Opera no solo desde el punto de vista económico sino sobre todo desde el punto de vista ideológico y cultural, sembrando las ideas coloniales alrededor de las que se forma la mayor parte de nuestra clase política dominante. Imparten los conceptos que luego nuestros funcionarios repiten como loros.

Veamos el ejemplo claro de como la Bolsa de Comercio de Rosario afirma que es el país el que le vende al mundo. Las imágenes complementan el objetivo..

Destinos exportaciones Sta Fe – Fuente: Bolsa Comercio de Rosario

¿Quiénes son los socios? Las multinacionales frigoríficas, exportadoras de cereal, de minerales, de lácteos, etc., que son las que comercian y se quedan con los dólares. La nación y las provincias no son socias de ningún país porque no le vendemos nada a nadie, por el contrario le hemos entregado nuestra total soberanía comercial a estas potencias imperialistas.

Mapa de la dependencia. El complejo agroexportador de Argentina.

El peso de esta clase social ha crecido de forma exponencial en los últimos 30 años a la par de los que han crecido sus propiedades. Se afirman en esa alianza que les permite generar corridas bancarias o especular con los precios internos de los alimentos para presionar políticamente. Parados sobre rentas netas que varían entre el 30% y el 50% de lo que se produce en los campos que arriendan son un factor de poder inmenso que condicionan toda nuestra economía.

Concentración de la producción y la propiedad de la tierra.

Según los datos del último censo difundidos por el IPEC de la provincia de Santa Fe el 36,2% de las tierras productivas de nuestra provincia son alquiladas.

Comparación tierras arrendadas de los últimos 30 años (2018 último censo agropecuario)

1988 se arrendaba el 12,3%

2002 se arrendaba el 20,1% 

2018 se arrienda el 36,2%     

“El problema argentino está en la tierra. La tierra no debe ser un bien de renta, sino un instrumento de producción y de trabajo. La tierra debe ser del que la trabaja, y no del que vive consumiendo sin producir a expensas del que la labora.” Juan Domingo Perón

Hubo momentos históricos donde este poder se puso en cuestión como durante el segundo plan quinquenal del presidente Perón quien no solo promulgo la ley de arrendamientos poniéndole límites a la renta terrateniente sino que llego a expropiar algunas estancias apoyándose en los pequeños y medianos productores y los obreros rurales.

Bajo el rigor de la ley general de expropiaciones y en el marco de la consulta popular del segundo plan quinquenal impulsado por el peronismo, chacareros de San Justo le escribían una carta al general:

“26 de diciembre de 1951 desde San Justo, provincia de Santa Fe

Quienes suscriben como agricultores hemos resulto: 1) La expropiación de terrenos en los campos denominados de Ripamonti, cuyas extensiones pasen de 30.000 hectáreas; 2) La expropiación de terrenos en los campos denominados ‘La Vobril’ cuyas extensiones alcanzaran a 50.000 hectáreas; 3) La expropiación de terrenos en los campos denominados ‘La Pilagá’ cuyas extensiones deben alcanzar a 8.000 hectáreas; 4) La expropiación de terrenos en los campos denominados de sucesión de Antonio Saralegui, cuyas extensiones pasan de 100.000 hectáreas; 5) La expropiación de terrenos en los campos denominados de ‘Classo’ cuyas extensión alcanzará más o menos 15.000 hectáreas.’ ‘Con estas expropiaciones se formarían las chacras mixtas y se beneficiarían muchísimos agricultores que estamos por carecer de tierras en esta zona, en malas condiciones, y a los que los mismos dueños de esos mismos agricultores que actualmente tienen como arrendatario, los hacen cambiar de población y predio año en año, podríamos decir obligándolos a dejar alfalfado el predio desalojado, procedimiento este que perjudica enormemente a los arrendatarios en beneficio de exclusivo de los dueños.”  (7)   

Los sueños de una Santa Fe y una Argentina donde nuestro pueblo se pueda desarrollar en plenitud y no sigamos contrastando cosechas récord con pobreza récord están más vigentes que nunca. Nuestra tarea es la de ganarnos cada vez mas conscientemente en la idea de a quienes enfrentamos para que este sueño colectivo sea posible. En esa tarea estamos y este es un pequeño aporte a semejante objetivo histórico para los sectores populares de nuestra patria.

 Como sostiene el más vigente que nunca Gastón Gori:

“El problema es de fondo y general, y ha de resolverse con la reforma agraria. La Forestal constituye una parte dentro del todo, en lo que respecta a las tierras. El mal del latifundio es una dolencia del país. Mientras millones de hectáreas están en manos extranjeras o de argentinos que viven de sus rentas, centenares de miles de trabajadores del campo no tienen donde arrojar una semilla, donde criar un animal, donde hacer su vivienda, donde trabajar sin la zozobra de los desalojos. Los intereses de los grupos pequeños que frenan la reforma agraria no deben seguir afectando a todo el pueblo argentino. No es un problema de ahora, es un viejo tema de preocupación para los hombres patriotas.”  (8)

A continuación algunos de esos 891 nombres que se esconden detrás del proyecto de los bajos sub meridionales.

Principales terratenientes de la provincia de Santa Fe.

Facundo Retamoza – Comunicador Social. Miembro del Foro por la Recuperación del Paraná.


(1) Discurso de Omar Perotti ante la Sociedad Rural de reconquista 10/02/2022 www.santafe.gov.ar

(2) Discurso de Omar Perotti ante la Sociedad Rural de Reconquista 7/08/2022 https://www.reconquistahoy.com/55096-confundir-a-un-productor-con-un-terrateniente-es-como-confundir-al-dueno-de-una-estacion-de-servicios-con-un-petrolero-ironizo-el-gobernador

(3) https://www.agrositio.com.ar/canal-agrositio/entrevistas/202020-la-agronoma-y-productora-que-llevo-a-macri-al-norte-de-santa-fe-para-transformarlo-con-paula-mitre

 (4) https://www.reconquistahoy.com/33736-como-se-gesto-la-reunion-con-el-presidente-en-intiyaco-quienes-estuvieron-de-que-hablaron-y-hasta-que-le-ofrecieron-que-no-quiso-probar

(5) http://fmchalet.org/el-gobierno-parece-olvidarse-que-en-colonia-mascias-vivimos-personas/

(6) “Argentina sangra por la barrancas del río Paraná” pág. 384

(7) Archivo General de la Nación (AGN) – Secretaría Técnica. Legajo 086, Iniciativa 8336 (4°Inc)

  (8) La Forestal, pág. 227  

Otras fuentes:

https://www.bcr.com.ar/es/mercados/investigacion-y-desarrollo/informativo-semanal/noticias-informativo-semanal/norte-de-santa

http://rafaela.inta.gov.ar/mapas/capacidad_productiva/CPA

https://descubres.com/la-nasa-publico-fotos-alarmantes-de-la-deforestacion-en-tres-provincias-argentinas-%f0%9f%8c%b3/

https://www.bcr.com.ar/es

https://inta.gob.ar/sites/default/files/script-tmp-expansin_frontera_agropecuaria_2010.pdf

Autor/a

FACUNDO RETAMOZA

View all posts

  •  

Editar

Una respuesta en “¿Quiénes se esconden detrás del proyecto de canalizar los bajos sub meridionales?”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *